Al terminar el año… GRACIAS SEÑOR

 
Al terminar el año, Señor, te diré sólo dos palabras. 
Quiero que sean sinceras y sencillas. 
En el silencio de la soledad te digo en primer lugar desde lo más profundo de mi corazón: Gracias  
Gracias, Señor, por todo lo que en este año 
me has concedido porque te lo he pedido,
Por todo lo que me has otorgado sin haberlo merecido. 
Por todo lo que me has dado sin habértelo rogado.
Gracias por la salud, por el bienestar, 
Por las alegrías y las satisfacciones. 
Gracias también por la enfermedad, 
Por las penas y los sufrimientos.
Aunque me cuesta trabajo, Señor,
te agradezco esto último.
¡Tú sabes lo que hiciste! 
Gracias por el rayo de esperanza que me iluminó,  
Por aquella mano que me levantó,
por ese consejo que me guió,
por aquellas palabras que me alentaron, 
Por esa sonrisa que me alegró,
Por aquellos brazos que me recibieron. 
Pero sobre todo, te doy gracias,  
Señor,
Por la fe que tengo en ti. 
En este tiempo, un tanto confuso,
-aunque lleno de esperanzas- es a veces difícil creer.
  
Te confieso sinceramente; 
no siempre he sabido cómo actuar, qué hacer, a dónde ir. 
Sin embargo, sigo teniendo fe en Ti.
Te doy gracias, porque en las tinieblas me has iluminado,  
Porque en las caídas me has levantado, porque has perdonado mis pecados.  
Te doy gracias, Señor, por mis amigos … 
 

Te doy gracias, Señor, por todo aquello 
que ignoro y de lo cual debo darte gracias.

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en jesus. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s