Carta de Javier Methol (sobreviviente de tragedia Andes)

CARTA DE JAVIER METHOL A AGUSTINA



Por varios lados me ha llegado la carta
que reproduzco abajo. Una adolescente, Agustina, le envió a sus amigas
un mail, contándoles que estaba leyendo el libro "La sociedad de la
nieve", y que tan "copada" la tenía la lectura, que decidió ponerse en
contacto con Javier Methol (sobreviviente de los Andes, padre de cuatro
hijos cuando el accidente, que estaba casado con Liliana, a la que
perdió en la avalancha de nieve que sufrieron en los Andes), para
hacerle esta pregunta: ¿cómo es posible que usted le agradezca tanto a
Dios, si su esposa murió de una forma tan horrible? Methol le contestó
y a Agustina, impresionada, le faltó tiempo para remitir a un montón de
gente su respuesta, que éstos a su vez enviaron a otros y así
sucesivamente… y que hoy les llega a ustedes.

Hola
querida Agustina:
Te voy a tratar así porque tienes la edad de mi hija
menor, así que casi te conozco.- Nada hubiéramos logrado nosotros sin
el Amor con el que Dios nos unió en Su Mandamiento: "Ama a tu prójimo
como a ti mismo", porque así, unidos, logramos la fe y la esperanza que
nos dieron la fuerza para luchar por la vida de todos por igual.-
Agustina: El accidente lo causó totalmente un error humano de los
pilotos y no podemos culpar a Dios por los errores de los hombres.
Y
entonces se produjo el primer milagro: "Medio avión, sin alas ni
pilotos, increíblemente aterrizó en medio de lo imposible"
.- Hoy día,
expertos de las FFAA expresan que eso es imposible que suceda de nuevo,
porque si se hubiera partido un metro antes o un metro después, nadie
se hubiera salvado.- Cómo podemos no agradecer a Dios.- Cómo podemos no
agradecer a Dios cuando nos mantuvo vivos a pesar de que el mundo nos
había dado por muertos, dándonos los medios y el camino para salir
. Sí,
Agustina, yo sé lo que tú piensas.- ¿Cómo puedo agradecer cuando
Liliana murió de una manera tan horrible? Pero yo te digo: Liliana no
murió porque nos dejó tanto amor, que sigue viva en nuestros
corazones
.- Sólo su cuerpo quedó enterrado en la nieve, porque su alma
está junto al Señor y todo su amor quedó en mi corazón para que yo lo
devolviera a nuestros hijos.Nadie la recuerda por cómo murió y sí, por
cómo vivió. Fíjate qué injusto sería yo si viviera llorando su muerte y
olvidando
todos los momentos llenos de amor y felicidad que compartimos mientras
vivimos juntos.- Hoy, cuando la recuerdo o veo una foto suya, sonrío
recordando su amor.-Recuerda, Agustina: las personas mueren recién el
día que las olvidamos y por lo tanto, nunca llores a los que amas
porque los mantienes vivos en tu corazón. Además, la capacidad de amar
del ser humano es infinita y puedes amar a varias personas al mismo
tiempo y con la misma fuerza. Yo, después de ser padre y madre durante
cinco años, me volví a casar con Ana María y con ella tuvimos cuatro
hijos más. Amo a Ana María con todas mis fuerzas y ella lo sabe, pero
no he dejado de amar ni a Liliana, ni a mis padres, ni a mis hermanos
fallecidos.- La muestra del amor infinito nos la da Jesús Cristo, que
hasta su vida dio para salvarnos.- Nunca reniegues de Dios ni de
Cristo, que son una misma persona, porque es el único que permanecerá a
tu lado en los peores momentos, consolándote y ayudándote y ten cuenta
que, aunque tú no lo veas, Él siempre te escucha si le hablas desde el
corazón, porque a tu corazón Él te contestará.
– Lo hace conmigo siempre
que lo necesito.- Prueba hacerlo con amor y lo comprobarás. Recibe
querida Agustina un cariñoso beso y abrazo de padre, con mi deseo de
que, junto a tus seres queridos, Dios te bendiga y proteja con el mismo
Amor que lo hizo con nosotros en la montaña.

Javier Methol

ENTREVISTA A JAVIER METHOL: "…PARA MI ESE FUE EL VERDADERO MILAGRO DE LOS ANDES…"
(Fuente: http://www.ivythomas.edu.uy Hecho por:Francisco Cabrera;Juan Bautista Cantú;Camila Gómez;Belén Manfredi;Magdalena Sebé)

Entrevistamos a Javier Methol uno de los 16
sobrevivientes del catastrófico accidente de los Andes del 13 de octubre de
1972. Se presentó vistiendo una camisa de color celeste, un jean, una campera
sobre sus hombros, y championes. Él tuvo un trato muy amable con nosotros, se
mantuvo abierto hacia todas las preguntas. Nos dimos cuenta de que no tenía
ningún remordimiento y posterior a la entrevista le mostramos unas preguntas
que ya teníamos planteadas; de las cuales algunas pensamos que no eran muy
adecuadas para preguntar. Él estuvo dispuesto a contestar absolutamente todas
ellas y más, las cuales se nos venían a la cabeza durante la entrevista.

¿Cuántos años tenias en ese momento?

-36.
Duplicaba a los mas jóvenes que tenían 18 años

¿Qué puedes recordar de aquella fatídica tarde a
bordo del Fairchild de la fuerza aérea?

-El
vuelo fue de terror, era todo diversión. Cuando nosotros entramos a la Cordillera hubo una
tormenta que tapó el avión de nubes. No se veía nada, y era toda gente joven
que hacían chistes y bromas. Cuando agarrábamos pozos de aire todos gritaban:
“¡Ole!” Uno de ellos agarró el micrófono y dijo: “Por favor abróchense los
cinturones para que no se desparramen los cadáveres”… Pero de repente el
avión entro en un pozo de aire y empezó a descender 200 o 300 metros y cuando
salimos de él, salimos también de las nubes. Estábamos volando a  2 metros por encima de las rocas. Ahí,
evidentemente algo iba a suceder; pusieron los motores a toda potencia mientras
Liliana y yo rezábamos juntos de la mano.

¿Qué pensaste que iba a suceder?

-Mira…
sólo Dios lo sabe. Tú la esperanza nunca la perdés. Mientras estás vivo siempre
tenés esperanza. De repente se sintió un gran ruido, otro y después un
“ghrsssshh", un
ruido como que iba arrastrándose el avión y de repente se detuvo. “PARA MI ESE FUE
EL VERDADERO MILAGRO DE LOS ANDES”: Medio avión sin alas y sin piloto que lo
dirigiera aterrizó en el medio de
la Cordillera… ¡Imposible! Sólo Dios pudo hacerlo.


¿Y cómo fue la primera noche allá?

La
primera noche hacia un frío tremendo. Enseguida apareció el capitán del equipo
de rugby, que se sentía culpable porque él había organizado todo y empezó a
rezar y a poner orden. En ese momento se le declaró líder; todos pusimos todo
lo que podíamos  de nosotros y empezamos
a ayudar. Se agarró ropa; nadie dijo esto es mió, esto es tuyo, era del que
agarraba, y si había uno que tenía frió se le daba mas ropa. Y con los forros
de los asientos se hicieron mantas. Pero el calor más grande no lo daban ni las
mantas ni los pulóver, era el calor humano. De entrada tuvimos que atender a
los heridos, habían muertos y nos teníamos que ayudar entre todos, a la par,
luchando por la vida de los demás; lamentablemente todos no se pudieron salvar.

¿Eras consciente de los que estaba pasando?


Sí totalmente. Un día mi esposa me preguntó: “¿Javier, pensás que vamos a salir
de ésta?” Y le respondí: “Mira donde estamos y vivos. Evidentemente si estamos
aquí vivos es porque Dios tiene una misión para nosotros.”

¿Nos podrías describir el lugar donde se
encontraban?

Era
todo blanco, blanco. Nevó como hace muchísimos años que no nevaba.

¿Cómo era la convivencia?

Muy
buena. Todos luchaban por el bien de todos y en ningún momento nadie tiro para
sí, compartíamos absolutamente todo, la comida, el agua, el abrigo y sobretodo
el cariño.

¿Se creó una rutina?

-Era
según la situación. Era horrible ver que uno estaba muy herido, que el
salvataje no llegaba y que se morían. Hubo casos que se hubieran salvado si el
rescate llegaba a tiempo. Había dos chicos que no eran médicos pero hicieron de
médicos y atendieron esos casos.

Haz un esfuerzo, trata de rescatar algo un
hecho, una cara, algo que te impresionó

-Te
impresionaba todo pero tenías que sobrepasarlo. En la montaña tuvimos la opción
de morir o vivir y elegimos vivir. Hicimos lo imposible para que todos
vivieran, lamentablemente no todos lo lograron. Había un chico, que murió
después, que tenía una pierna engangrenada y estaba muy mal, pero sin embargo
era él el que mas espíritu daba  y cuando
lo iban a atender decía” No, no, atiendan a fulano que esta peor que yo”. El
ánimo que daba ese chico era extraordinario

Después de que se les acabaron las
provisiones que tenían, ¿cómo hacían para sobrevivir?

Mira…
nosotros comíamos un cuadradito de chocolate y la tapita de un desodorante con
vino, eso era de mañana y de noche. Después que se acabó todo fuimos a ver si
encontrábamos alimento haciendo excursiones en búsqueda de valijas con comida o
líquenes en las rocas pero fue todo infructuoso Habíamos intentado comer
cualquier cosa, masticar cuero entre algunas, pero ya no quedaba nada… Y en
un momento uno de los chicos dijo: “Estamos rodeados de proteínas”…. Se
escuchó un silencio y todos comprendimos lo que pasaba, se refería a los
cuerpos sin almas de nuestros amigos muertos. Se discutió y ocurrió entonces el
acto de más valentía, que fue cuando el chico comió el primer pedazo de carne
humana, después de él fueron uno tras  otro
a seguirlo.


¿Cómo hacían para conseguir el agua?

Los
primeros días era derretir hielo en la boca. Si el frió era grande, el hambre
era peor y la sed mucho peor. Nosotros derretíamos hielo en la boca o en una
botella, el hielo te quemaba los labios y nunca tenías la suficiente agua para
satisfacer. Entonces se nos ocurrió poner una chapa a la hora del sol, el cual
era muy fuerte, y conseguíamos unas pocas gotitas. No daba para satisfacer la
sed pero por lo menos era un sorbo de agua por día.

¿Cómo hacían para no dañarse los ojos?


Se crearon lentes de la nada. Con un plásticos de la revistas de aviación, se
cortaron y se pusieron en trozos, se cocieron con cables y así todos tenían
lentes.

¿Alguna vez el grupo perdió la esperanza?

Algunos
dijeron que se iban a morir y así fue. Pero otros como yo nunca perdieron la
esperanza, yo siempre supe que saldría de la montaña. Mi fe era muy grande pero
no sólo en Dios, sino en mí y también  en
todo el grupo. Yo sabía que iba a salir por cuatros razones, mis cuatros hijos

¿Qué sentiste en la avalancha?

-La
avalancha fue terrible, nosotros pensamos que todo lo malo ya había pasado, no
podía pasar nada peor, pero repente sentimos un ruido sordo y en tan sólo
segundos estábamos tapados de nieve, fue desesperante. Había un encendedor y en
el medio de la oscuridad una pequeña luz se podía ver. El encendedor se empezó
a apagar y enseguida nos dimos cuenta que era porque nos quedábamos sin oxígeno;
no sabíamos si estábamos un metro bajo la nieve o diez. Había un caño en el
avión y lo empezamos a sacar para fuera y luego de unos segundos entró aire.
Entonces ya sabíamos que podíamos respirar. El avión estaba tapado por dos
metros de nieve.

 

¿Cuántas personas murieron en el alud?


Ahí murieron nueve personas, el capitán del equipo y Liliana entre otros.

¿Cómo fue el retorno a Montevideo?


Maravilloso, cuando llegué pude ver a mis cuatros hijos. Inocentemente ellos se
preguntaban: “¿Papá volvió y mamá?”, pero no me decían nada. La mas chiquita
que en ese momento tenia 3 años me preguntó: “¿Y mami?” y yo le dije, mami esta
en el cielo junto con Dios, porque era tan buena, tan buena que la necesitaba,
pero le dio permiso para hablar contigo cada vez que la necesites, así que mira
para el cielo,  hablale y ella te va a contestar.
Me dijo, “Bueno” y así sucedió. Todos los rugbistas sobrevivientes se fueron a
una entrevista en el Christian pero yo me fui con mi familia porque pensé que
era más importante estar con ellos.

¿Se siguen viendo con los sobrevivientes?

Si
una vez al año por lo menos. Todos juntos es muy difícil porque siempre hay
alguno viajando o haciendo esto o lo otro. Todos los 22 de diciembre hacemos
una fiesta que al principio era sólo para los sobrevivientes pero hoy en día es
para nosotros y nuestras familias…


-Bueno muchas gracias, muy amable por toda la
información que nos brindó fue un placer entrevistarlo, que nos cuente esta
historia tan impactante e interesante.

Historia del Milagro y tragedia de los Andes

por Lord Buworld ( buword.wordpress.com)

Hay
episodios en esta vida que lo dejan a uno sin palabras y analizando su
propia existencia. Y lo que es más importante, preguntándote por qué
damos importancia a cosas que comparadas con otras pierden todo su
sentido. Anoche vi un documental que me dejó helado pese a que la
historia ya la conocía desde hacía muchísimos años y que siempre me ha
fascinado. El documental narra lo ocurrido en 1972 en Los Andes.

 De
sobra es conocida aquella tragedia y hazaña de un grupo de muchachos
uruguayos, pero por si alguien la desconoce, les resumiré un poco aquel
episodio épico de supervivencia y superación de la raza humana.El
13 de Octubre de 1972, un grupo de muchachos, jugadores de rugby,
despegó de Uruguay rumbo a Chile para jugar un partido y al mismo
tiempo disfrutar de unas pequeñas  vacaciones. Aquel
equipo, llamado Old Christians jamás jugaría ese partido, pues su avión
se estrelló en la Cordillera de Los Andes, en un lugar perdido entre
los picos majestuosos andinos. Allí,
perdidos, en un paisaje desolado y dominado por el silencio y la nieve,
los 24 supervivientes habrían de sufrir lo inimaginable para mantenerse
con vida. Con los escasos alimentos que poseían, esperaban con ansiedad
un rescate que no llegaría. Al poco se enteraron por radio que la
operación de búsqueda había sido suspendida. La imposibilidad de
ingerir alimentos les llevaría a la decisión final de alimentarse de
los cuerpos de sus compañeros muertos. Aquello se resumía en vivir o
morir. No había otra posibilidad. Con
temperaturas que bajaban hasta los -30ºC por las noches y con el
peligro latente de los aludes, que acabarían con otros ocho compañeros,
sufrieron durante 72 días la tortura a la que la vida los estaba
sometiendo.

 Fueron
Nando Parrado y Roberto Canessa los que se armaron de valor para
afrontar una expedición que finalmente les llevaría a la salvación de
todos ellos, cuando se encontraron con el arriero Sergio Catalán.Este
documental narra con sus auténticos protagonistas, que vuelven al
lugar, aquellos días en los que demostraron una valentía y una
capacidad de superación que difícilmente podríamos soportar el resto de
los mortales. Con palabras entrecortadas y lágrimas en los ojos, cada
uno de ellos da su visión de aquellos 72 días de 1972.Un
ejemplo de hasta dónde es capaz el ser humano de superar sus límites.
Una hazaña que , 36 años después, sigue levantando el interés de todo
el mundo.A mi, por más que vea y lea acerca de esta historia, nunca dejará de provocar mi admiración absoluta.Una
historia de auténticos héroes, de ejemplo de solidaridad, de amor por
el prójimo, de superación personal. Una de los hechos más fascinantes
que la raza humana ha llevado a cabo.

Esos
héroes que aún viven se llaman: Fernando Parrado, Roberto Canessa, Roy
Harley, Antonio Vizintin, Carlitos Páez, Gustavo Zerbino, Javier
Methol, Adolfo Strauch, Eduardo Strauch, José Luis Inciarte, Roberto
François, Daniel Fernández, Pedro Algorta, Álvaro Mangino, Ramón
Sabella y Alfredo Delgado.Dieciséis nombres, dieciséis personas a los que la vida puso al límite de la resistencia humana y a la que vencieron.

Mi máximo respeto y la admiración más absoluta.

Fotos s de la web www.carlitospaez.com

Esta entrada fue publicada en testimonio y reflexion. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Carta de Javier Methol (sobreviviente de tragedia Andes)

  1. Marti dijo:

    Guau!! E visto el dovumental por la tv esta noche i al acabar e ido a internet a buscar mas informacion sobre el suceso. Increibleesta historia de autosuperacion de los limites del.cuerpo y mete humana. Yo personalmente sabia algo sobre el suceso pero esta noche al ver el documental.me e qdado parado al ver hastadonde puede llegar el ser humano por sobrevivir.

    Nadamas, saludos a todos desde Reus ( Tarragona)España.

  2. ANDREA dijo:

    JAVIER , LA HISTORIA DE USTEDES NO DEJA DE CONMOVERME CADA VEZ QUE LEO , VEO LA PELICULA , PERO LA VERDAD ES QUE SIENTO UNA PROFUNDA ADMIRACION POR VOS , LO DIFICIL QUE DEBE HABER SIDO NO SOLO PERDER AL AMOR DE TU VIDA , LA MADRE DE TUS HIJOS , SINO TENER QUE DECIRSELO A ELLOS , VIVIRLO CON ELLOS , SENTIRLO CON ELLOS , GRACIAS A DIOS QUE NO LOS PERDIERON A LOS DOS , SE QUE ESTE DOLOR SERA ETERNO PERO QUERIA DECIRTE QUE CREO QUE LO QUE ESTOY ESCRIBIENDO ES UN SENTIMIENTO MUTUO DE TODOS LOS URUGUAYOS , GRACIAS POR ESA LECCION DE VIDA QUE NOS DAN Y QUE SE ENCARGAN DE MANTENER VIVA .SALUDOS ,ANDREA .

  3. milena dijo:

    Aun mi mente no digiere el desespero y dolor que esta gente vivio, cuando vi el documental mis lagrimas brotaban, realmente no se como pudieron sobrevivir y tener valor para todas las tragedias que pasaron, les doy mi respecto y admiracion….. muchas bendiciones.

  4. No se por que siempre me engancho con estos chicos,(para mi aun lo son) El dia de la tragedia yo cumplia 38 años,era entrada la noche cuando por la tele dieron la terrible noticia.Despues…la otra en diciembre,despues el libro Viven,despues La sociedad de la nieve,las entrevistas,ahora esto de la computadora.Yo tengo casi 77 años y hace dos mas o menos que tengo internet.Leo todo lo que concierne a ellos,lloro y me rio.Se me ocurre que los conozco personalmente,que los abrazo y que los beso y me alegra tanto que los 16 esten juntos.No se por que desde que los chicos volvieron soñe con conocer Uruguay,precisamente Casa Pueblo y hace unos dias pude concretarlo.Que loco no? Alli con la imagen de Don Carlosme parecio estar con ellos..Tengo contacto con Javier Methol,esporadico,porque no quiero ser cargosa. Resumo QUE EJEMPLO PARA TODO EL MUNDO!!!

  5. ISABEL dijo:

    ME SIENTO ORGULLOSA DE PERTENECER A LA MISMA PATRIA DE ESA GENTE MARAVILLOSA. ME FASCINA LEER, BUSCAR E INTERIORIZARME DE TODO LO QUE CONCIERNE A ESE MOMENTO Y AL DESPUES. ADMIRO MUCHISIMO A CADA UNO DE LOS MUCHACHOS, LOS QUE ESTAN Y LOS QUE QUEDARON ALLA EN LA MONTAÑA. TODOS SON MUY IMPORTANTES EN ESTA HISTORIA REAL. ME ALEGRA MUCHO Y ME LLENA DE EMOCION ESOS TREMENDOS VALORES QUE TENIA CADA UNO Y APORTO AL GRUPO Y NO SOLO EN ESE MOMENTO, SINO HOY EN DIA A SUS FAMILIAS, A CADA UNO DE NOSOTROS Y A LA HUMANIDAD TODA. DIOS Y LA VIRGEN QUISIERAN QUE LA SOCIEDAD ACTUAL FUERA UN FIEL REFLEJO DE ESA SOCIEDAD DE LA NIEVE. GRACIAS POR SU INVALORABLE APORTE Y NO DECAIGAN EN SEGUIR SEMBRANDO EJEMPLOS DE VIDA. PUES CADA COSA QUE USTEDES CUENTAN SIEMPRE DEJA UNA ENSEÑANZA. QUE DIOS LOS BENDIGA SIEMPRE A TODOS Y A CADA UNO. ME ENCANTARIA TENER UNA CHARLA CON CUALQUIERA DE USTEDES AUNQUE SEA POR ESTE MEDIO TAN MARAVILLOSO QUE NOS ACERCA, NOS INFORMA Y NOS MANTIENE AL DIA. UN ABRAZO

  6. Mairene Barrantes Ramirez dijo:

    No puedo ni imaginar lo que deben haber sufrido y todo lo que vivieron en esos 72 dias, ver la pelicula y preguntarme como lograron sobrellevar cada momento vivido en esas montañas, es algo que no me puedo explicar, perder a tantos amigos, familiares y tener que seguir luchando por la supervivencia, Le doy gracias a Dios por que nunca los abandono, por que han sabido salir adelante con sus vidas, son ejemplo de coraje y valentia. Desde Costa Rica un abrazo enorme a todos los 16 valientes y los demás que Dios los tenga en su santo reino.

  7. Un saludo caluroso y cordial para ese grupo de 16 héroes de nuestro tiempo, yo tuve el honor y la conmovedora ocasión de reunirme en Montevideo en casa de Antonio Vizintín, con la mayoría de ellos. Les llevé a los 16 y a Laura Surraco, esposa de Canessa, unas bonitas letras iniciales del nombre de cada uno. Les gustaron, Canessa estaba encantado. Tuve entrevistas personales con Canessa (que es mi colega), con Zervino, con Alejandro Nicolich (hermano del Coco) y luego una reunión final con el grupo. Escribí las entrevistas y el relato de la reunión y tengo la seria intención de escribir un libro este año que se cumplen 40 de la tragedia de los Andes (soy escritor y si lo escribo sería mi sexto libro). En estos días pienso comunicarme con Nando Parrado, que cuando vino a mi país platicamos y me dejo su E. mail, También intentaré comunicarme con Canessa, Zervino y Javier de quienes tengo la dirección. Incluso, si tengo tiempo y salud, consideraré la posibilidad de viajar en diciembre a Montevideo, donde viví varios meses en 1994. Será una enorme emoción volver a saludar y abrazar a mis héroes y amigos.

  8. Mónica. dijo:

    CREO HUMILDEMENTE QUE CUALQUIERA DE NOSOTROS EN SUS MISMAS CONDICIONES, HUBIÉSEMOS ACTUADO DE LA MISMA MANERA.
    LOS MAS DÉBILES (salvo excepciones) PERECIDO Y LOS MAS FUERTES HOY SERIAMOS SOBREVIVIENTES,.
    CREO QUE TODOS USTEDES SON EL MAS CLARO EJEMPLO DE QUE LA HUMANIDAD TODA DEBERÁ LLEGAR AL LIMITE, A LA CATÁSTROFE, PARA LOGRAR RESCATAR Y RESCATARSE EN LOS VERDADEROS VALORES HUMANOS QUE HOY ESTÁN PERDIDOS.: ESPÍRITU DE SOLIDARIDAD, FRATERNIDAD Y FE.
    PARECERÍA SER LA ÚNICA MANERA DE QUE EL SER HUMANO CAMBIE Y ESE CAMBIO “HOY” ES IMPRESCINDIBLE.
    USTEDES SON EJEMPLO Y ESA SU MISIÓN, REFRESCAR NUESTRA MEMORIA PARA TOMAR CONCIENCIA DE QUE ESTO NO FUE CASUAL…
    PERO SEGUIMOS CIEGOS, EGOÍSTAS, INDIVIDUALISTAS, ASQUEROSAMENTE MATERIALISTAS
    UNA TRAGEDIA DE LOS ANDES MUNDIAL,SERIA NUESTRA CHANCE DE DESPERTAR A NUESTRA ESPIRITUALIDAD.
    DE QUE VALE SENTIR ORGULLO Y ADMIRACIÓN POR USTEDES SI NO NOS DAMOS CUENTA QUE EN LA SOCIEDAD MUNDIAL, MUCHOS MUEREN A NUESTRO LADO, HAY HAMBRE, SED Y TODAS LA MISERIAS Y CRUELDADES,QUE NOSOTROS MISMOS Y NO DIOS HEMOS CREADO..
    SI NO VEMOS QUE EN ESTA SOCIEDAD NOS COMEMOS CRUDOS ENTRE NOSOTROS, PERO NO PARA SOBREVIVIR SI NO PARA TENER MAS !!!
    GRACIAS A LOS 16 POR ESTAR VIVOS PARA PODER CONTARNOS QUE OTRO ESTILO DE SOCIEDAD ES POSIBLE Y QUE EN ESE ESTILO DE SOCIEDAD TODOS SOBREVIVEN.

  9. Maximiliano Pineda V. dijo:

    Soy Venezolano, de la Ciudad de Mérida, Andes Venezolanos) Actualmente Jubilado y residenciado en el estado Carabobo, hoy 13 de junio 2013 leo estos consideraciones sobre este evento que marca un instante de la humanidad. La solidaridad es inmediata, por lo menos para mi y mi familia. He leido los libros y escritos, los documentales y peliculas sobre ese caso. Reflexiona uno y se ubica con ellos en ese momento. Tengo amigos Uruguayos en mi epoca de Marino, los cuales tengo varios años que no los veo: Miguel Elefterio oficial uruguayo (oficial de cubierta-marino mercante) Francisco ó Jose Canero, Mario Iztueta (capitan de Altura (vive o vivio en Venezuela). Para ellos y ese pueblo Uruguayo mi afecto y cariño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s