TRATADO SOBRE EL AVE MARIA de Santo Tomas de Aquino

santisima-virgen-maria El Ave María tratado de Santo Tomas de Aquino

PROLOGO

1. — En esta salutación se contienen tres cosas.Una parte la compuso el Ángel, a saber: “Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo, bendita tú entre las mujeres”.

Otra parte la compuso Isabel, la madre de Juan Bautista, a saber:“Bendito el fruto de tu vientre”.46

La tercera parte la agregó la Iglesia, a saber:“María”, porque el Ángel no dijo “Ave, María”, sino “Ave, llena de gracia”.

Y este nombre, a saber, “María” cuadra por su significado con las palabras del Ángel, como será manifiesto. “Dios te salve” o “Yo te saludo”

2. — Acerca de lo primero hemos de considerar que en la antigüedad era algo muy notable que los Ángeles se les aparecieran a los hombres; y los hombres consideraban que era un honor inestimable el mostrarles su veneración. Por lo cual la Escritura alaba a Abraham por haber recibido en hospedaje a los Ángeles y por haberles mostrado veneración. Ahora bien, cosa nunca oída era que el Ángel se inclinara ante un hombre sino después de que saludó a la Santísima Virgen diciéndole reverentemente “Dios te salve”.

3. — Que antiguamente no reverenciara el Ángel al hombre, sino el hombre al Ángel se debía a que el Ángel era superior al hombre; y esto en cuanto a tres cosas:

Primeramente en cuanto a la dignidad, por ser el Ángel de naturaleza espiritual. Salmo 103, 4: “A sus ángeles los hizo espíritus”; mas el hombre es de naturaleza corruptible, por lo cual decía Abraham: “Yo que soy polvo y ceniza hablaré a mi Señor”.Por lo tanto no era correcto que una criatura espiritual e incorruptible le rindiera homenaje a una corruptible, o sea, al hombre.

En segundo lugar en cuanto a la familiaridad con Dios. Porque el Ángel era un familiar de Dios, pues le asistía. Dan 7, 10: Millares de millares le servían y le asistían diez millares de centenas de millares”. Y el hombre es como un extraño y está alejado de Dios por el pecado. Salmo 54, 8: “Me alejé huyendo”. Por lo cual lo conveniente es que el hombre reverencie al Ángel, como cercano y familiar del Rey.

En tercer lugar su preeminencia se debía a la plenitud del esplendor de su gracia divina: en efecto, los Ángeles participan con suma plenitud en la luz divina misma. Job 25, 3: “¿Pueden contarse sus soldados y sobre alguno no se levanta su luz?”. Y por eso siempre aparecen esplendorosos. Mas los hombres ciertamente participan de esa misma luz de la gracia, pero poco, y con cierta oscuridad.

4. — Así pues, no era conveniente que el Ángel rindiera homenaje al hombre, hasta que se hallara en la naturaleza humana alguien que en las dichas tres cosas excediera a los Ángeles. Y esa criatura humana fue la Santísima Virgen María. Y por eso, para indicar que en esas tres cosas lo aventajaba, quiso el Ángel rendirle su reverencia con estas palabras: “Dios te salve” [o “Yo te saludo”].Llena de Gracia

5. — a) Así es que la Santísima Virgen aventaja a los Ángeles en esas tres cosas. Y primeramente en la plenitud de la gracia, que es mayor en la Santísima Virgen que en cualquier Ángel ; y por eso, para indicar tal cosa, el Ángel le rindió pleitesía diciéndole “llena de gracia”, como si le dijera : te rindo homenaje porque me excedes en plenitud de gracia.48

6. — Ahora bien, se dice que la Santísima Virgen es la llena de gracia en cuanto a tres cosas.

Primeramente en cuanto al alma, en la que poseyó toda plenitud de gracia. Porque la gracia de Dios se da para dos cosas: a saber, para hacer el bien y para evitar el mal; y en cuanto a estas dos cosas la Santísima Virgen poseyó una gracia perfectísima. Porque Ella evitó todo pecado mejor que cualquier otro santo, tras de Cristo. En efecto, el pecado es u original, y de éste fue librada desde el útero por la Inmaculada Concepción o mortal o venial, y de éstos fue librada. Por lo cual dice el Cantar de los Cantares 4, 7: “Toda hermosa eres, amiga mía, y no hay mancha en ti”.

Dice San Agustín en su libro De la Naturaleza y de la Gracia: “Exceptuando a la Santa Virgen María, si todos los Santos y Santas cuando vivían aquí [en la tierra] hubiesen sido interrogados si estaban exentos de pecado, todos hubiesen proclamado al unísono: «Si dijéramos que no tenemos pecado, nos engañaríamos a nosotros mismos y no nos asistiría la verdad.»Exceptuada, digo, esta Santa Virgen, acerca de la cual, por el honor debido a Nuestro Señor, cuando de pecados se trata no quiero mover absolutamente ninguna cuestión. En efecto, sabemos que le fue conferida más gracia para vencer por todos sus flancos al pecado, a Ella, que mereció concebir y dar a luz al que nos consta que no tuvo pecado alguno”.

7. — También cumplió Ella las obras de todas las virtudes, y los demás Santos alguna particular: porque uno fue humilde, otro fue casto, un tercero misericordioso; y por eso se les presenta como ejemplo de virtudes particulares, como a San Nicolás como modelo de la misericordia. Pero a la Santísima Virgen como modelo de todas las virtudes; pues es Ella el modelo de la humildad:49 Luc 1, 38: “He aquí a la esclava del Señor”; y luego 1, 48:“Ha puesto los ojos en la humildad de su esclava”; de la castidad: “pues no conozco varón” (Luc 1, 34); y de todas las virtudes, como consta plenamente. Así es que la Santísima Virgen es la llena de gracia tanto en cuanto a hacer el bien como en cuanto a evitar el mal.

8. — En segundo lugar fue la llena de gracia en cuanto a la redundancia [de la gracia] de su alma sobre su carne o cuerpo. Porque gran cosa es en los Santos el poseer la gracia suficiente para la santificación del alma ; pero fue tal su plenitud en el alma de la Santísima Virgen que de ella redundó la gracia en su carne para que de esta misma concibiera al Hijo de Dios.

Por lo cual dice Hugo de San Víctor: “Porque el amor del Espíritu Santo ardía en el corazón de la Virgen de manera singular, por lo que operaba en su carne maravillas para que de ella naciera el Dios Hombre” Luc 1, 35: “El Santo que nacerá de ti será llamado el Hijo de Dios”.

9. — En tercer  lugar por su redundancia en todos los hombres. En efecto, cosa grande es en cualquier Santo que posea tanta gracia que sea suficiente para la salvación de muchos; pero lo máximo sería que poseyeran tanta gracia que fuera suficiente para la salvación de todos los hombres: y esto es lo que ocurre en Cristo y en la Santísima Virgen. Porque en todo peligro puedes obtener la salvación gracias a esta gloriosa Virgen. Por lo que dice el Cantar de los Cantares 4, 4: “Mil escudos (o sea remedios contra los peligros) penden de ella”.

Asimismo en todo acto de virtud la puedes tener como auxilio, por lo cual dice Ella misma, Eccli 24, 25: “En mí está toda esperanza de vida y de virtud”.

 MARÍA

l0. — Por lo tanto, tan llena es de gracia que excede a los  Ángeles en la plenitud de la gracia y por lo mismo justamente se llama María, que quiere decir “iluminada interiormente”;por lo cual dice Isaías 58, 11: “Llenará tu alma de sus esplendores”; y [también quiere decir] “iluminadora de los demás”, en cuanto a todo el universo, por lo cual se le compara con el sol y la luna.

EL SEÑOR ES CONTIGO

11. — 6) En segundo lugar aventaja a los Ángeles en su intimidad con Dios. Por lo cual dijo el Ángel reconociéndola: “El Señor es contigo”; como si le dijera: te rindo homenaje por tu mayor familiaridad con Dios que la mía, puesto que “el Señor es contigo”.

El Señor —le dijo—, el Padre con su Hijo: lo que no poseyó ningún Ángel ni ninguna otra criatura. Luc 1, 35: “El que ha de nacer de ti será Santo, y será llamado Hijo de Dios”.El Señor Hijo en el seno [de María]. Isaías 12, 6: Alégrate sobremanera y prorrumpe en alabanzas, casa de Sión, que grande es en medio de ti el Santo de Israel.”

El Señor está con la Santísima Virgen de manera distinta que con el Ángel; porque con Ella está como Hijo, y con el Ángel como Señor. El Espíritu Santo [está en María] como en un templo, por lo cual la llamamos “Templo del Señor, Santuario del Espíritu Santo”, porque concibió del Espíritu Santo: Luc 1, 35: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti”.Así es que mayor intimidad con Dios tiene la Santísima Virgen que el Ángel. Y por eso se canta de Ella“Vos sois el digno Trono de toda la Trinidad”.

Así es que estas palabras “El Señor es contigo” son las más nobles que se le podían haber dicho.

12. — Con razón, pues, reverencia el Ángel a la Santísima Virgen, por ser la Madre del Señor, por lo cual es la Señora. De modo que le conviene a Ella el nombre de María, que en lengua siríaca significa “Soberana”.

13. — c) En tercer lugar aventaja Ella a los Ángeles en cuanto a pureza: porque la Santísima Virgen no sólo era pura en sí misma, sino que también procuró la pureza en los demás. En efecto, fue purísima tanto en cuanto a todo pecado, porque no incurrió ni en el pecado mortal ni en el venial, como también en cuanto a la pena.

BENDITA TÚ ENTRE LAS MUJERES

14. — En efecto, tres maldiciones se les echaron a los hombres a causa del pecado. La primera se le echó a la mujer, a saber, que concebiría fruto de su seno con corrupción [del pecado original], con molestias lo llevaría [en la gestación] y con dolor lo pariría.

Pero a [todo] esto fue inmune la Santísima Virgen: porque sin la corrupción [del pecado] concibió; con gozo lo llevó [en su seno] y con alegría suma lo dio a luz. Isaías 35, 2: “Germinará un renuevo llena de alborozo y entonando alabanzas”.

15. — La segunda se le echó al hombre: que con el sudor de su rostro comería su pan. De esto fue inmune la Santísima Virgen: porque, como dice el Apóstol, 1 Cor 7, 32-34, “las vírgenes están desligadas de los cuidados de este mundo, y en solo Dios se ocupan”.

16. — La tercera fue común a los varones y a las mujeres: a saber, que al polvo volverían. Y de esto fue exenta la Santísima Virgen, porque con su cuerpo fue asunta al cielo. En efecto, creemos en el Dogma de la Asunción, que habiendo muerto (dormición de la Virgen María, el 13 de agosto) fue resucitada y llevada al cielo. Salmo 131, 8: “Levántate, Señor, para el lugar de tu reposo, tú y el arca de tu santidad”.

17. — Por lo tanto, Ella fue exenta de toda maldición, y por eso “bendita entre las mujeres”: Porque Ella sola levantó la maldición, y trajo la bendición, y abrió las puertas del Paraíso; y por eso le conviene el nombre de “María”, que significa “estrella de los mares”; porque así como por la estrella del mar se dirigen los navegantes al puerto, así también los cristianos se dirigen a la gloria por María.

BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE

18. — Suele el pecador buscar en alguna cosa lo que no puede conseguir, pero que el justo lo obtiene. Prov. 13, 22: “La hacienda del pecador se guarda para el justo”. Así Eva buscó un fruto, y no halló en él todo lo que deseaba; mas la Virgen Santísima halló en su fruto todas las cosas que Eva deseó.

 19. — Porque Eva deseó en su fruto tres cosas. Primeramente, lo que falsamente le prometió el diablo, a saber, que serían como Dioses, conocedores del bien y del mal. “Seréis [le dijo aquel mentiroso] como dioses”, como dice el Génesis 3, 5. Y mintió, como mentiroso que es y padre de la mentira, porque habiendo comido el fruto, Eva no se hizo semejante a Dios, sino desemejante, pues pecando se apartó de Dios, su salvación, y por eso fue expulsada del paraíso.

En cambio, eso [la santificación] lo halló la Santísima Virgen, y todos los cristianos, en el fruto de su vientre, pues por Cristo nos unimos y nos asemejamos a Dios. 1 Juan 3, 2:“Cuando se manifieste seremos semejantes a El, porque lo veremos tal como El es”.

20. — En segundo lugar Eva deseó en su fruto la delectación, porque éste era bueno para comerse; pero no la halló, porque inmediatamente se dio cuenta de su desnudez y sufrió. En cambio, en el fruto de la Virgen hallamos la suavidad y la salud. Juan 6, :“Quien come mi carne posee la vida eterna“.

21. — En tercer lugar, el fruto de Eva era de hermoso aspecto; pero más hermoso es el de la Virgen, en el que los Ángeles desean detener su mirada. Salmo 44, 3: “El más hermoso de los hijos de los hombres”, porque Él es el esplendor de la Gloría de su Padre.

Así es que no pudo hallar Eva en su fruto lo que tampoco ningún pecador hallará en sus pecados. Por lo cual lo que deseemos busquémoslo en el fruto de la Virgen.

22. — Este fruto es bendecido por Dios, porque de tal manera lo llenó de toda gracia que al venir a nosotros le rinde honor a Él. Ef 1, 3: “Bendito sea Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda suerte de bendiciones espirituales” ; [es bendecido] por los Ángeles: Apoc 7, 12: “Bendición y gloria y sabiduría y acción de gracias, el honor y el poder y la fuerza a Nuestro Dios”; [es bendecido] por los hombres : el Apóstol en Fil 2,11: “Toda lengua confiese que Jesucristo es Señor para gloria de Dios Padre”. Salmo 117, 26 : “Bendito sea el que viene en el nombre del Señor”.

Por lo tanto, así es bendita la Virgen : pero su fruto lo es todavía más.

Nota El “Jesús”  que añadimos al “bendito es el fruto de tu vientre” procede de Urbano Pp. IV (1261-1264). La parte final de nuestra Avemaría  : -Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén- fue añadida por San Pio Pp. V (1566-1572) de santa y feliz memoria (su cuerpo es incorrupto en la Basílica Patriarcal Santa María la Mayor). 

(FUENTE:  Ave María comentado por Santo Tomas de Aquino www.statveritas.com.ar )

Esta entrada fue publicada en oracion, Ritos, Ritos y Sacramentos, Sin categoría, VIRGEN y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a TRATADO SOBRE EL AVE MARIA de Santo Tomas de Aquino

  1. Susana Cantero dijo:

    un comentario valiosísimo sobre el Ave María es riquísimo por hacernos tomar conciencia del valor de la oración :salutación a María ,y uqe María no es amuleto que usamos para pedir ,sino que cada vez que la recitamos nos enriquece y ensancha el corazón venerándola porque ella es la LLena de gracia.

  2. El "Dios te salve" se introdujo en la traducción al español dijo:

    Tener presente que el Ángel no dijo “Dios te salve”. Esa parte inicial se introdujo en la traducción al español, desde hace muchos siglos. Pero no está en la versión original ni en ninguna otra traducción a lenguas modernas. Para saber más ir a http://www.edisluxmundi.com/avemaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s